Existen más de 10.000 High School en Estados Unidos que ofrecen ayudas financias con coste anual aproximado oscila entre $13.000 y $50.000 dólares por año, cantidad que cubre los costes de matrícula, tasas, libros, residencia, comidas y otros gastos que se puedan tener durante el año académico en Estados Unidos. Es importante entender cuáles son los objetivos personales, académicos, económicos y deportivos de cada estudiante deportista para encontrar el sitio idóneo en cada caso.
Las ventajas más sustanciales serian:
1. Los estudiantes deportistas que deseen estudiar en High school deben tener 12 y 18 años, haber estado matriculado en un colegio o instituto de Educación Secundaria en España con un historial académico aceptable y demostrar mediante una prueba escrita y de comprensión auditiva (listening) un nivel de inglés intermedio.
2. El estudiante aprende a integrarse y desenvolverse, a la vez que se acerca al nivel bilingüismo en ingles.
3. Menor número de alumnos por clase que en España.
4. Desarrollo personal gracias a la experiencia internacional dándole la oportunidad de hacer amigos procedentes del resto del mundo y por supuesto conocer la cultura americana.
5. Mayor posibilidad de conseguir becas deportivas o académicas en universidades americanas.
6. Alojamiento en residencia o en familia. En los colegios con residencia, los estudiantes vivirán dentro del propio campus del colegio, durmiendo, comiendo, estudiando y entrenando siempre dentro de las instalaciones del centro. En el resto, son los propios colegios los encargados de coordinar y buscar familias que quieran acoger a estudiantes deportistas internacionales.
7. Modernas y avanzadas instalaciones deportivas y académicas

El terminar unos estudios de High School en Estados Unidos puede abrir las puertas al estudiante deportistas para encontrar una Universidad ya que los requisitos son más altos que en los propios High School. Ya que habrían que realizar los exámenes del SAT y TOEFL.
Asistir a un High School constituye una gran oportunidad educativa y deportiva muy enriquecedora para cualquier estudiante – deportista, puesto que se integran en un sistema educativo único, completamente diferente al que estamos acostumbrados en España.
El curso académico suele comenzar en agosto o septiembre y finalizar en mayo o junio y se divide en dos semestres o en tres trimestres, dependiendo de cada estado y centro escolar.
Si hay algo que caracteriza al sistema educativo estadounidense es el gran dinamismo de sus clases y la impresionante variedad de opciones académicas que ofrece para todos los estudiantes deportistas.
Las clases en los High School son muy dinámicas y es fundamental la activa participación del estudiante.
El sistema de elección de asignaturas es muy distinto al español, pues cada alumno, además de cursar las asignaturas obligatorias (matemáticas, ciencias e ingles) deberá elegir varias asignaturas optativas. Los estudiantes españoles deben elegir al menos dos asignaturas relacionadas con la cultura americana (historia, literatura, economía, etc.).
El sistema de calificaciones tiene lugar al final de cada trimestre o semestre y las calificaciones que los estudiantes pueden obtener son las siguientes:
A: Excelente,
B: Notable, C: Bien,
D: Suficiente y
F: Suspenso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn